Archivos para marzo 6, 2009

El nuevo disco de PJ Harvey con John Parish, A woman a man walked by, ya tiene primer single, Black Hearted Love, una canción que recuerda a los primeros tiempos de Polly Jean y se aleja un poco de su último y también estupendo trabajo White Chalk (2007), y en la que guitarra de John Parish da aún más sentimiento y oscuridad a la que la voz de PJ Harvey ya tiene de por sí.

El álbum, 2º de PJ Harvey con John Parish tras Dance House at Louse Point (1996), se publicará el 30 de marzo y tendrá el siguiente tracklist:

1. Black Hearted Love
2. Sixteen, Fifteen, Fourteen
3. Leaving California
4. The Chair
5. April
6. A Woman A Man Walked By / The Crow Knows Where All The Little Children Go
7. The Soldier
8. Pig Will Not
9. Passionless, Pointless
10.Cracks In The Canvas

Y por este primer single, promete ser bastante bueno, o al menos a mí me ha encantado. De momento no hay vídeo, pero se puede escuchar en YouTube:

Pocos minutos después de las 22:30h, y ante una sala en la que no cabía un alfiler, las entradas estaban agotadas con varios días de antelación, se presentó anoche Russian Red en el Salón de Baile del Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Muy pronto, su delicada voz y esa dulzura que emana por todos los poros de su piel nos encandilaron a todos. Una voz, que en directo suena aún mejor, sin desafinar ni una sola nota, y excelentemente acompañada por el omnipresente Charlie Bautista y por Manu, a la guitarra, Lourdes Hernandez fue mostrando buena parte de su repertorio, cada vez más amplio.

Y digo esto, porque un buen número de las canciones que presentó ayer eran desconocidas para los que estábamos allí presentes, lo cual supuso una grata sorpresa, ya que también sació la sed de los fans más aferrados al disco cantando las mejores canciones de éste: No past land, They don’t believe, Gone play on, Cigarretes, Walls are tired, Nice Thick Feathers, Girls Just Wanna Have Fun… En cuanto al repertorio, simplemente se me quedó la espinita de no escuchar la genial Fantasía.

El sitio parecía hecho a la medida de Russian Red, una sala pequeña, cerrada y con un público respetuoso que mantenía un silencio casi sepulcral durante sus canciones, permitiendo que la voz de Lourdes llenara toda la sala, igual que su mera presencia llenaba todo el escenario, y es que ya se le van viendo tablas y experiencia a esta chica, que a pesar de su timidez, muestra gran soltura y desparpajo frente al público, como en ese momento de desentendimiento con Charlie Bautista ¿Él no le dio el pie para empezar? ¿Fue ella la que se quedó empaná? La cuestión es que acabaron cantando los dos I’m sorry.

Y por ponerle alguna otra pega al concierto en medio de tantas alabanzas, decir que duró poco más de una hora, lo cual se hizo bastante corto. Pero claro, al casi no mediar palabra entre canción y canción, escuchamos aproximadamente 15 canciones, que no está nada mal.