Archivos para marzo 20, 2009

¿Qué estamos perdiéndonos?

Publicado: marzo 20, 2009 de miss_antartida en Curiosidades

Este es un post atípico, porque supone un parón en la continua avalancha de información con la que solemos llenar este blog diariamente (o casi). Hoy voy a contar una historia que tiene relación con la música y con la vida en general, es un “experimento” que hace tiempo hizo el Washington Post y que quizá ya conozcáis porque se desarrolló en 2007, pero hoy lo reencontrado y aquí lo pongo, espero que os guste o que al menos ayude a desconectar un poco, que hoy es viernes y empieza la primavera:

Un hombre se sentó en una estación del metro en Washington y comenzó a tocar el violín, en una fría mañana de enero. Durante los siguientes 45 minutos, interpretó seis obras de Bach. Durante el mismo tiempo, se calcula que pasaron por esa estación algo más de mil personas, casi todas camino a sus trabajos.

Transcurrieron tres minutos hasta que alguien se detuvo ante el músico. Un hombre de mediana edad alteró por un segundo su paso y advirtió que había una persona tocando música.

Un minuto más tarde, el violinista recibió su primera donación: una mujer arrojó un dólar en la lata y continuó su marcha.

Algunos minutos más tarde, alguien se apoyó contra la pared a escuchar, pero enseguida miró su reloj y retomó su camino.

Quien más atención prestó fue un niño de 3 años. Su madre tiraba del brazo, apurada, pero el niño se plantó ante el músico. Cuando su madre logró arrancarlo del lugar, el niño continuó volteando su cabeza para mirar al artista. Esto se repitió con otros niños. Todos los padres, sin excepción, los forzaron a seguir la marcha.

En los tres cuartos de hora que el músico tocó, sólo siete personas se detuvieron y otras veinte dieron dinero, sin interrumpir su camino. El violinista recaudó 32 dólares. Cuando terminó de tocar y se hizo silencio, nadie pareció advertirlo. No hubo aplausos, ni reconocimientos.

Nadie lo sabía, pero ese violinista era Joshua Bell, uno de los mejores músicos del mundo, tocando las obras más complejas que se escribieron alguna vez, en un violín tasado en 3.5 millones de dólares. Dos días antes de su actuación en el metro, Bell colmó un teatro en Boston, con localidades que promediaban los 100 dólares.

Esta es una historia real. La actuación de Joshua Bell de incógnito en el metro fue organizada por el diario The Washington Post como parte de un experimento social sobre la percepción, el gusto y las prioridades de las personas. La consigna era: en un ambiente banal y a una hora inconveniente, ¿percibimos la belleza? ¿Nos detenemos a apreciarla? ¿Reconocemos el talento en un contexto inesperado?

Una de las conclusiones de esta experiencia, podría ser la siguiente: Si no tenemos un instante para detenernos a escuchar a uno de los mejores músicos interpretar la mejor música escrita, ¿qué otras cosas nos estaremos perdiendo?

http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2007/04/04/AR2007040401721.html

Fin de semana para tener el bolsillo repletito porque los conciertos de merecer que se avecinan no son ni de desconocidos ni low cost. Pero al menos, podremos decir que Madrid ha recibido la primavera con algunos de los artistas más destacados del panorama actual.

Viernes 21
Ya que este viernes no hay ningún concierto suficientemente destacado como para caer entre nuestras propuestas, aprovecho para recomendar algunas pequeñas salas (de las muchas que hay en Madrid) y que casi todos los fines de semana ofertan conciertos por precios de entre 5 y 10€, y que aunque no tengamos ni idea de quienes son esos que están tocando, solemos pasar un buen rato. Así os recomiendo daros una vuelta por:
Costello Club : Caballero de Gracia 10, Metro Gran Vía
Café La Palma: Calle de La Palma 62, Metro Noviciado
BarCo: Calle Barco 64, Metro Tribunal
Honkey Tonk Covarrubias 24, Metro Alonso Martinez.

Sábado 22
Jason Mraz: Este cantautor norteamericano se caracteriza por sus pegadizas (desde la primera escucha) canciones pop, donde sin demasiados recargos y con el apoyo principal de su guitarra compone absorventes melodías. En su haber tiene, entre otras muchas cosas, colaboraciones con Rolling Stones o Bob Dylan. Sala Joy Eslava, 20:00h (apertura de puertas). 22/32€.

Y además:
Presentación Plastidepop: Cristina Clovis + Man Pop Djs. Idioteque Indie pop bar (Santa Teresa 14), 23:00h. Precio por confirmar.

Domingo 23
THE KILLERS: Y he aquí una de las grandes actuaciones del fin de semana, uno de esos grupos rompepistas, con miles de seguidores allá por donde vayan, mediáticos donde los haya, y con público que abarca todas las edades, sexos, etc. Probablemente es mayor su repercusión y número desproporcionado de seguidores que su calidad artística en sí. No obstante, en La Sonotheque, y para celebrar que nos visitan hemos hecho una recopilación de Spotify con nuestro Top10 The Killers. Seguro que es un concierto que disfrutan enormemente todos aquellos que tengan/consigan una entrada, que además podrán ver como teloneros a Luis XIV. Palacio de los Deportes, 20:30h. 35€.

Y además:
Elle Belga + El Hijo: Dentro del ciclo Frontera Círculo. Círculo de Bellas Artes, 22:00h, 10/12€.

Parecerá que estoy obsesionada con este hombre, pero es que de verdad me hace mucha gracia. El caso es que las declaraciones a las que hoy me refiero no son especialmente disparatadas, pero me han sorprendido mucho: el músico ha dicho que su novia, Sara Macdonald, y él son fanáticos de la serie Coronation Street, y que uno de sus sueños es aparecer en ella algún día, “aunque sea muy poco, con un papel de extra”.

Coronation Street (o Carrie, como los ingleses la llaman) es una serie de longevidad impresionante, y es que lleva emitiéndose desde los años 60 y hasta la actualidad. De hecho, cuando estuve viviendo en Inglaterra era de mis mayores pesadillas, porque en ITV la podías ver a todas horas, mañana, tarde y noche. Nunca entendí aquella obsesión de los ingleses con esa telenovela, igual que tampoco entendí tantas otras cosas de ellos…

Bueno Noel, esta vez también estaré de acuerdo contigo, porque salir en una serie de televisión tiene que ser muy divertido, pero yo preferiría sin lugar a dudas aparecer en la genial Little Britain: