Archivos para junio 1, 2009

sigur-rosEl Dalai Lama estará en Reykjavik el próximo martes 2 de junio, donde dará una charla pública y se le dedicará un concierto muy especial, en el que Sigur Rós interpretará de nuevo Odin’s Raven Magic, una colaboración orquestral del poema Hrafnagaldr Óðins (composición tradicional islandesa del siglo XV, llena de elfos, enanos, trolls y otros seres mitológicos), que hicieran Sigur Rós en el 2002 en conjunto con los compositores Hilmar Örn Hilmarsson, Steindór Andersen, Páll Guðmundsson y Maria Huld Markan Sigfúsdóttir.

En esta interpretación tan especial no podrá estar presente el vocalista, Jonsi Birgisson, ya que se encuentra en Londres grabando su disco en solitario (además del que también está preparando con su novio, Alex Sommers, bajo el nombre de Riceboy Sleeps). De este álbum aún no conocemos el título, pero sí que será muy acústico, que cuenta con la colaboración del músico contemporáneo Nico Muhly (que también ha trabajado recientemente con Antony and the Johnsons y Grizzly Bear), y que se podría definir como extático (que no estático), así que quizás acabemos todos como el Dalai Lama el próximo martes.

Siguiendo con las novedades sobre Sigur Rós, que últimamente están que no paran, además han anunciado que están a punto de terminar su nuevo álbum, aún sin título ni fecha de salida, pero del que sí han dicho que será más suave y más ambiental que sus predecesores, Með Suð Ì Eyrum Við Spilum Endalaust y Takk, y lo describen como melódico, con menos ruido y más “out there”.

Y a todo esto añadimos que Kjartan Sveinsson, teclista del grupo, está realizando la banda sonora para Ondine, la próxima película de Neil Jordan, que contará la historia de un pescador irlandés que encuentra una mujer en su red de pescar y piensa que es una sirena. Una historia de corte fantástico a la que le sentarán estupendamente las composiciones de Kjartan, además de otros temas de Sigur Rós que dicen que también incluirá. Esperemos que consigan momentos tan mágicos como este en la película The Life Aquatic, en la emocionante escena en que sonaba Starálfur: