Archivos para junio 28, 2009

Dos canciones nuevas de Simian Mobile Disco

Publicado: junio 28, 2009 de tchock en Música
Etiquetas:

smdComo ya os contamos, Simian Mobile Disco va a lanzar un nuevo álbum este verano, concretamente el 18 de Agosto, y para ir motivando al personal, la semana pasada presentaron el vídeo de su primer single, Audacity of Huge, con la colaboración de Chris Keating, cantante de Yeasayer. La canción se aleja de lo esperado de este duo, ya que se aun siguiendo la línea electrónica que les hizo famosos, dan un giro hacia un sonido un poco más análogico, y la tanto la canción como el vídeo tienen un cierto toque pop muy colorista.

Además de ésta, en su myspace se puede escuchar otra de las canciones que compondrán Temporary Pleasures, concretamete 10,000 Horses Can´t be Wrong, esta si que tiene un sonido más cercano al primer álbum de Simian Mobile Disco, con un beat incesante toda la canción y un ritmo mucho más dance.

Vodpod videos no longer available.

more about "Pitchfork: TV", posted with vodpod

Vía : Stereogum

M Ward – Sala Heineken (22-06-2009)

Publicado: junio 28, 2009 de tchock en conciertos
Etiquetas:

Da igual que haya pasado casi una semana del concierto que Matt Ward diese en Madrid, el único en España, porque seguimos contagiados de la vitalidad y energia de la que hizo gala, porque aunque en un principio al ver el recinto asignado para este concierto pensabámos “gran cagada” imaginando que sus canciones quedarían mucho mejor en un auditorio, nada más alejado de la realidad, ya que gran parte del set invitaba a moverse y no estar sentado.

La tarde-noche comenzó con los madrileños Delco ante una sala semivacia, y que se fue llenando poco a poco mientras caldeaban el ambiente con su sonido guitarrero y un poco plano en algunos momentos. No obstante, fueron un buen entrante para el plato fuerte.

Pocos minutos después de las 21:30h aparecía en el pequeño escenario Matt con toda su banda, casi no cabían pero eso no fue óbice para que desde el primer tema, Chinese Traslation, demostraran que estaban dispuestos a darlo todo con un set que elegía lo más optimista de Post War y Hold Time.

De esta forma, el concierto quedó dividido en tres tramos. Uno primero para decir “aquí estamos” demostrando de qué iba el concierto, alegre y movido, destacando Rave on y Poison Cup, quitando el letargo de quien pudiera ir preparado para un concierto intismista. Y justo en ese momento de éxtasis Matt se queda solo frente al piano y …Hold Time. Una tenue luz azul sobre él y su piano, nadie más en el escenario, ni un solo ruido en la sala, la piel de gallina. Un escalofrio estremecedor recorre el cuerpo de los asistentes durante los 3 minutos que dura esta pieza y que fue magnificamente interpretada. Así daba entrada a una segunda parte del concierto, en la que la banda no estaba, y en la que bajó el ritmo, donde aparte de la mencionada destacó sobremanera One Hundred Million Years y su espectacular solo de guitarra.

Y cuando el corazón ha vuelto a sus pulsaciones habituales, otra vez la banda a escena, y otra vez vuelta al sonido más rock, se escuchan canciones como To save me y Vincent O’Brien. Dos pequeños bises en los que se escuchan tres canciones más y fin del orgasmo. A pesar de la apenas hora y cuarto del concierto, todos salen contentos, la gran cantidad y calidad de los temas tocados deja satisfechos a los allí presentes. A nivel particular eché en falta algunos temas para rematar la faena, especialmente, Oh lonesome me, que con un toque femenino podría haberle puesto la guindilla al concierto, a pesar de eso, solo se puede decir una cosa: Gracias Matt.