Archivos para julio 27, 2009

yann-tiersen-granada

El pasado sábado concluía en Granada la gira de Yann Tiersen por tierras españolas, dejando tras de sí el entusiasmo de unos y la decepción de otros casi a partes iguales. Como imaginaréis, pertenezco al primer grupo, y me resulta increíble la cantidad de opiniones que estoy leyendo de gente que esperaba encontrarse al Yann Tiersen de las bandas sonoras, algo mucho más clásico. Pues sólo tengo que decir que bastaba con buscar en YouTube algún vídeo de sus últimos conciertos, escuchar sus últimos discos o leer alguna de las entrevistas que se le hicieron en estos días (como esta que publicaba Ideal de Granada el mismo día del concierto), para saber que, sin renegar de su éxito como compositor de bandas sonoras, su estilo anda por otros derroteros mucho más rockeros y experimentales. Con estos tiempos de crisis, más vale documentarse un poquito antes de pagar por ver a un artista que no conoces (y lo digo con todo el respeto).

Pero a lo que voy. Como ya habíamos hablado por aquí, Matt Elliott ejerció de telonero de Yann Tiersen, para más tarde también unirse a la banda de Tiersen aportando su guitarra y voces. La mayor parte de su repertorio se basó en la vertiente más folk que caracteriza su última trilogía, y sobre todo su última entrega, Howling Songs (2008), de la que para mí destacó la interpretación de The Howling Song, en que llegaba a la máxima expresión de su habilidad para construir melodías complejas a partir de su propia voz y guitarra, grabándola, repitiéndola, añadiéndole otras, distorsionándola, uniéndose y separándose de sí mismo hasta crear piezas que parecían estar siendo interpretadas por una banda completa. Pero destaco aún más el último tema que tocó, en el que sacó su lado más electrónico, aquí el vídeo:

Tras casi una hora de concierto (algunos dijeron que era excesivo para un telonero, para mí no lo fue), Matt Elliott dio paso a Yann Tiersen y su grupo, sentándose incluso en el mismo lugar en que lo habíamos visto antes. Y desde el principio encontramos al Yann Tiersen más enérgico, post-rockero, electrónico, utilizando más distorsiones que nunca e interpretando gran cantidad de temas nuevos extraídos de su próximo álbum, Dust Lane. No por ello dejaron de sonar temas anteriores, como la preciosa Kala, La Rade o La Perceuse. Escalofriante fue también este tema en que Matt Elliott lee con Yann al violín, hasta que el bretón se queda solo y comienza a tocar Sur le fil:

Hubo que pedir los bises cuando la banda llevaba poco más de una hora de concierto, pero su regreso mereció la pena, y mucho (aunque finalmente sólo alcanzaran a tocar alrededor hora y media). Comenzaron tocando Fuck me, tema que no ha aparecido en ninguno de sus álbumes pero que casi siempre aparece en sus conciertos:

Y como homenaje a los nostálgicos de Amelie (sí, también me encuentro entre ellos), terminaron el concierto con una versión de La Valse d’Amelie, del que prácticamente sólo quedaba la melodía, reinterpretado ahora con distorsiones, teclados, electrónica y mucha guitarra:

En definitiva, para mí fue un concierto sublime, aunque también me sorprendió por su fuerte estilo post-rock y por el abundante uso de la electrónica, estilo que suponemos que será el de su próximo disco Dust Lane. También destacar la calidad de la banda que lo acompaña y el entusiasmo y la fuerza con que tocan, a la vez que contrastan con la dulzura de la voz de la chica que cantaba en alguno de los temas.

Podéis ver algunas fotos más en la cuenta de Picasa de La Sonotheque.