Archivos para diciembre, 2009

En esta época de listas y más listas de lo mejor del año, Last.FM, esa red social venida a menos desde la explosión de Spotify, y del aumento casi exponencial de Facebook, ha sacado un listado con los 40 discos más reproducidos por sus oyentes entre el 1 de Octubre de 2008 y el 16 de Noviembre de 2009. Destaca la aplastante victoria de Lady Gaga, acompañada en el podio por The Killers y Lilly Allen. En esta lista queda patente el relativo fracaso de Muse, que a pesar de ser uno de los artistas favoritos en Last.FM se ha quedado únicamente en el puesto 14 con The Resistance, y por detrás de grupos menos multitudinarios como Animal Collective y Yeah Yeah Yeahs que han llegado hasta el Top10. Otros artistas indies destacados de la lista son: Grizzly Bear, Passion Pit, Bat for Lashes, The XX, Royksopp, La Roux, Florence and the Machine…La lista al completo aquí:

40 Little BootsHands 2.934.935
39 Florence + The MachineLungs 3.015.277
38 KasabianWest Ryder Paper Lunatic Asylum 3.159.766
37 Regina SpektorFar 3.174.871
36 The FrayThe Fray 3.589.061
35 Metric Fantasies 3.729.669
34 The XXXX 3.748.059
33 EminemRelapse 3.981.558
32 Fever RayFever Ray 4.007.356
31 Depeche ModeSongs of faith and devotion live 4.062.690
30 U2No line on the horizon 4.108.271
29 Guns n’ RosesChinese Democracy 4.186.626
28 Nickelback Dark Horse 4.206.021
27 The All-American RejectsThe Bluegrass Tribute to The All-American Rejects 4.216.897
26 Bat for Lashes Two Suns 4.244.287
25 Passion PitManners 4.375.775
24 RoyksoppJunior 4.544.025
23 A day to rememberHomesick 4.671.908
22 Arctic MonkeysHumbug 4.765.688
21 Grizzly BearVeckatimest 4.792.656
20 La RouxLa Roux 4.807.418
19 Placebo Battle for the Sun 4.883.680
18 Kelly ClarksonAll I Ever Wanted 4.943.886
17 Paramore Brand New Eyes 5.066.577
16 Phoenix Wolfgang Amadeus Phoenix 5.083.286
15 Black Eyed PeasThe E.N.D. 5.280.181
14 Muse The Resistance 5.362.926
13 Taylor SwiftFearless 5.512.011
12 Fall Out BoyBelievers Never Die – Greatest Hits 5.954.548
11 Britney SpearsCircus 6.268.504
10 Kanye West808s & Heartbreak 6.615.339
9 Yeah Yeah YeahsIt’s Blitz 6.885.404
8 Green Day21st Century Breakdown 7.607.693
7 Animal CollectiveMerriweather Post Pavillion 7.630.636
6 Beyoncé I am… Sasha Fierce 8.642.704
5 Franz FerdinandTonight 8.795.186
4 The ProdigyInvaders must die 8.900.264
3 Lilly AllenIt’s not me, it’s you 10.522.633
2 The KillersDay&Age 12.471.571
1 Lady GagaThe Fame Monster 18.487.195

*A la derecha, número de reproducciones del álbum en el periodo indicado.

Una vez pasado el mal trago de ver la horrible portada de este disco, vamos ahora con lo que hay dentro, que es bastante mejor. Wave Machines son un cuarteto de Liverpool, formado en 2007, con un único disco, éste, en el mercado y que lo dieron a conocer por primera vez en España la semana pasada durante el Primavera Club, dando lugar a una división de opiniones. Nosotros nos encontramos entre los que nos gustó, y nos gustó mucho. A pesar de lo tétrico y el mal rollito que daban las caretas de ellos mismos.

El disco es un compendio de pop bailable, a lo Phoenix, con pop mucho más meláncolico, a lo Death Cub for Cutie, todo ello con toques electro-funky que a veces suena a retro de los años 70 y otras veces también a retro, pero de los años 80, y unas voces que parecen sacadas de Scissor Sister. Lo que si tienen en común todas las pistas son unas sutilezas electrónicas y un teclado que engancha a la primera escucha. Sin duda, los temas más rápidos son carne de pista de baile, pero no solo ahí se queda Wave if you’re really there ya que también las canciones más tristes son dignas de mención, conformando al final, un disco donde casi la mitad de las canciones son hits.

Sería difícil poder destacar solo un corte, ya el pegadizo estribillo de You say the stupidest thing en la primera canción te atrae y te dice que sigas escuchando, te lleva al ritmo de I go I go I go para que te levantes de la silla y empieces a bailar, y entonces viene la electrónica más elegante, Keep the lights on y los Junior Boys en el horizonte, para dar paso a la creciente Punk Spirit, que va desde un comienzo lánguido hasta un final fuerte y aguerrido que te pone en pie, perfecto para otro de los temas rompepistas, The greatest escape we ever made. Y sólo vamos por la mitad del disco, luego vendrá un ligero bajón, pero en el que destacan sobremanera The line y Dead Houses. Lo dicho hits a cascoporro.

Escúchalos en Spotify
Myspace de Wave Machines
Página oficial de Wave Machines

Yo la tengo hará gira española

Publicado: diciembre 17, 2009 de tchock en conciertos, Música
Etiquetas:

Yo la tengo anunció durante el día de ayer que hará una gira por España y Portugal durante el próximo mes de Marzo. Las fechas que han dado y que se pueden ver en su web son:

10 de Marzo: Valencia, Sala Mirror
11 de Marzo: Murcia, Auditorio Victor Villegas
13 de Marzo: Madrid, La Riviera
14 de Marzo: Lisboa, Aula Magna
15 de Marzo: Oporto, Casa de Musica
16 de Marzo: Santiago, Sala Capitol
18 de Marzo: Bilbao, Sala Rockstar
19 de Marzo: Barcelona, Sala Apolo

Las entradas para todos ellos están disponibles al precio de 25€. La gira es una continuación de la que van a llevar desde primeros de año y en la que estarán en Asia, Oceania, América y ahora también, Europa. Nosotros ya esperamos ansiosos que llegue el día, y mientras tanto os dejamos con uno de los múltiples vídeos de su último trabajo, Popular songs.

Yo la tengo – Nothing to hide

Cómo ver en Spotify la letra de las canciones

Publicado: diciembre 16, 2009 de tchock en Internet, Música
Etiquetas:,

Y llegó la perfección a Spotify. Nuestro amado servicio de música en streaming que no para de mejorar más y más, ahora ha encontrado un amiguito por la red, alguien que ha desarrollado ListDj, un plugin que una vez instalado, te abre una ventana junto a Spotify, hasta con la misma interfaz y todo, y te muestra la letra de la canción que se está reproduciendo. Apenas utiliza recursos y carga las letras realmente rápido. Una pequeña maravilla este addon.

Está disponible para Mac OS y Windows, aunque para este sistema está en fase beta, aún así funciona a la perfección, yo lo he probado y he quedado encantado, ya que aunque no contiene todas las letras de todas las canciones, el repertorio es bastante vasto y más que aceptable. No hay mucho más que decir, simplemente, descargadlo de la propia página del creador y a disfrutar y perfeccionar un poquito el inglés.

Vía: Alt1040

En el Reino Unido las listas de ventas son objeto de devoción y estudio por mucha gente, muy al contrario de España donde apenas se les presta atención… y yo que me alegro. La cuestión es que la semana de Navidad es la más importante para este tipo de listas ya que es cuando se producen más ventas y las cifras son más abultadas, así que ante tanto curioso por saber quien es el más vendedor, hay mucho interés en ser el N#1 esa semana. Y así, el programa The X Factor ha conseguido, gracias a colocar la final de dicho concurso justo la semana anterior, que el ganador de cada edición se lleve la codiciada posición durante los últimos años.

Sin embargo, este año le han salido dos duros competidores: Tracy y Jon Morten quienes han creado un grupo en Facebook en el que propusieron que todo el mundo descargara la canción Killing in the name de Rage Against The Machine hasta conseguir que se pusiera número 1 la semana de Navidad. La elección de la canción no es aleatoria ya en su letra dice cosas como Jódete, no voy a hacer lo que me digas orientado a muchas de esas cosas que la sociedad casi impone.

Podría haber pasado completamente desapercibido como tantísimos otros grupos de Facebook, pero no. Se adherieron 700000 personas, se hicieron eco grandes medios (espectacular seguimiento del tema por parte del NME) y a día de hoy… Killing in the name está en el Top 1 de las listas de ventas de algunos portales y a mediodía de hoy se publicaba que está en primer lugar por 65000 copias. Las opiniones de los principales implicados distan mucho, así Tom Morello, guitarrista de RATM decía en su Twitter:

La canción de Rage “Killing In The Name” y el disparatado single navideño de The X Factor están codo con codo por el número uno en las listas de UK. ¡Inglaterra, es vuestro turno!

Sin embargo, para Simon Cowell, uno de los miembros del jurado de The X Factor le parece una campaña estúpida. Lo que queda claro una vez más es el tremendo potencial de Internet, las redes sociales y este tipo de campañas virales. Aquí os dejamos con la canción que esperamos llegue al N#1 la próxima semana:

Ambiente oscuro casi lúgubre en el que se presentaron ayer en la Joy Eslava los californianos The Black Heart Procession. Un entorno que se adaptaba a la perfección a su música, jugando también con el humo, haciendo que en las primeras canciones, más oscuras y sucias apenas se les dejara entrever, para ir poco a poco y conforme tocaban canciones más limpias a un escenario sin humo. Todo ello, junto con una actuación caracterizada por las percusiones y los sonidos graves, como la voz del vocalista hicieron que disfrutáramos de una atmósfera oscura, repleta de rock lento de elegante tristeza.

Mas tarde, fuimos hasta un desértico Nasti, donde por no estar no estaba ni la banda al completo, ya que tanto el trombón como el trompetista de Cohete se presentaron a mitad del concierto, una lástima ya que sus canciones ganan mucho con estos instrumentos de viento, y algo inaceptable para una banda que toca en un Primavera Club. Su sonido pop con ligeros toques de Rock&Roll sonaba más contundente en directo, aunque no se llegaba a entender muy bien las voces, lo cual fue una pena porque las letras son uno de sus puntos fuertes. El concierto mejoró sustancialmente una vez que estaban todos los miembros sonando mucho más redondos. A destacar las tres últimas canciones que tocaron, Matrimonio, Petición y El club de cocina. Setlist aquí.

Atronador, contundente, intenso, bestial, estruendoso, ensordecedor, salvaje, brutal… Y así hasta el infinito. Son adjetivos con los que se podría definir la actuación de HEALTH en la Sala Caracol, 45 minutos sin respiro alguno, ni siquiera entre canción y canción, una música vibrante al ritmo de un batería cuyo impresionante tamaño no impedía una ágil coordinación y una intensidad a la hora de aporrear los platos que pareciera que se nos caía el techo encima. Mientras en primera plana, John Famiglietti sin parar de saltar y bailar de un lado a otro del escenario ¿Estaba tocando realmente? Una catarsis ruidista y efectista que no se vio correspondida por un público que no se contagió de la actuación de HEALTH. Mención aparte para la interpretación de Die Slow.

Y para rematar la noche, School of Seven Bells, quienes se alejaron del sonido onírico y pop electrónico del disco para dar cabida a una versión de ellos mismos mucho más noise y apropiada para el entorno en el que estaban. Sin embargo, la repetición de efectos y patrones (todas las canciones partían de una base electrónica, a los pocos segundos se incorporaban las guitarras distorsionadas y un poco después una voz apenas distinguible) a lo largo de todo el concierto le quitaron el efecto sorpresa que podrían provocar. Además de una actitud sobre el escenario casi autista, que por momentos llegaba a recordar a Ladyhawke. En general y a pesar de la valía del grupo y del disco, aún les faltan tablas sobre el escenario. A destacar que fueron uno de los pocos grupos, por no decir el único, que trajo videoanimaciones que proyectó en una pantalla tras ellos.

Todo eso además del puñetero Evripidis, que no se dignó a presentarse, en la hora de cortesía que estuvimos esperando, que no es poco. Si finalmente salió a cantar lo haría ante no más de 10-15 personas que es lo que quedaba en la sala. Aunque quizás fue cosa de la organización del Festival, quien no le bastó con ponerlo detrás de HEALTH (olé sus hue…) sino que en caso de que se suspendiera no avisó en ningún momento.

Aquí tenéis más fotos y vídeos del Primavera Club de Madrid.

Y llegó uno de los mejores días del Festival, donde el Círculo de Bellas Artes presentaba un cartel de lo más completo, ya que a lo visto en el título añadía a The Black Heart Procession y David Holmes.

Ya a las 19:00h y con una sala que apenas llegaba a la mitad del aforo Cass McCombs presentaba su aclamado Catacombs. Un disco que en directo nos dejó un poco fríos, quizás por la hora y el ambiente o quizás por la sosa interpretación que podía ser debida a la resaca que tenía el propio Cass, quién llego a pedir que le apagaran las luces porque le molestaban. Así fue dando un repaso a Catacombs, sin ningún punto especial a destacar más allá de como enlazó Lionkiller y Lionkiller got married. En general, un concierto bastante plano, donde quizás se echó en falta un poco más de apoyo por parte de la banda para suplir las carencias en directo del disco.

Con bastante tiempo de antelación se presentó sobre el escenario Antonio Luque y su banda, Sr. Chinarro, lo que le permitió bromear con los asistentes y contar algunas anécdotas. Después y por orden casi cronológico fue dando un repaso a la que fue su carrera durante los años 90 y primeros de esta década, obviando por completo sus últimos discos. Todas las canciones venían acompañadas de una pequeña presentación en la que Antonio contaba que signicabán, que les parecía o como surgieron, así fueron cayendo grandes canciones como Quiromántico y El idilio, aunque se echó en falta que hubiera rematado el concierto postergando este repaso hasta la época actual y acabar con algún de tema de sus últimos trabajos, aunque el dijo que no hay tanta diferencia. Setlist aquí.

Un breve descanso, y a saltar y bailar al ritmo de Neon Indian, cuya propuesta recordó a ratos a Delorean y a ratos a The Pinker Tones, con una mezcla de samplers, electrónica y música rock a base de guitarras. La primera parte del concierto se centró en la vertiente electrónica y psicodélica, pero en la segunda mitad, esto sólo era la base, donde el verdadero protagonismo recaía sobre los elementos analógicos como las guitarras y la voz de Alan Palomo. Una pena que en el momento más álgido del concierto se acabará, ya que duró apenas 35 minutos y unas 6 o 7 canciones. Un concierto un poco más largo, especialmente viendo la aceptación entre el público hubiera sido bastante acertado.

Y para rematar la noche, los autores de uno de los discazos del año, Wave Machines y su Wave if you’re really there. Ataviados con unas caretas de ellos mismos comenzaron con un poco de antelación y ante una sala llena hasta los topes (más la cola de desesperados que había abajo). Hicieron un repaso casi completo por su único y brillante disco, tocando todos los hits como You say the stupidest thing, que sonó increiblemente a The Postal Service, Punk Spirit, The Greatest escape we ever made, etc. Así Carl Brown y Timothy Bruzon se fueron repartiendo el protagonismo de los temas, junto con uno de ellos, donde cedieron este papel al baterista. Al final, y al igual que ocurriera con Neon Indian nos dejaron con ganas de muchísimo más, alguna canción nueva o alguna versión, porque se nos hizo cortísimo de lo mucho que nos estaba gustando.