“Poesía del Rock” 2010. “Seré tu espejo. The Velvet Underground y su tiempo”

Publicado: marzo 5, 2010 de albertomelgares en conciertos, Literatura, Música, Publicaciones
Etiquetas:, , , , , , , , , , ,

Del 24 al 27 de febrero tuvo lugar en Málaga la V edición del ciclo Poesía del Rock del Instituto Municipal del Libro. El tema de este año se centró en la seminal banda The Velvet Underground aprovechando el 40 aniversario de su desaparición.

Ante todo agradecer la calidad de todos los conferenciantes en la materia. Silvia Grijalba, directora del ciclo, es novelista, periodista, poeta, ensayista y directora del festival de spoken word Palabra y Música. Festival al que han acudido poetas rockeros o rockeros poetas de la talla de Lee Ranaldo, Lydia Lunch, John Giorno, Nacho Vegas, Julio de la Rosa o Nick Hornby, entre otros. Cada uno de los días se abrieron con ponencias de expertos de la Velvet centrados en un aspecto diferente del grupo que en palabras de la propia Silvia Grijalba “impuso la madurez dentro del rock’n’roll, género musical al que hasta la irrupción de la banda de Nueva York se podría considerar como un divertimento juvenil”

24 de febrero: The Velvet Underground: su universo oscuro.
No se podía empezar de una mejor forma para hablar sobre la Velvet Underground sino invitando a su biógrafo oficial, Victor Bockris. El cual publicó en 1983 y en colaboración con Gerard Malanga “Up-tight. La historia de la Velvet Underground” y que desde hace unos meses se puede encontrar la edición más actualizada en español a través de la editorial Discos Crudos. Malanga sirvió de puente para contactar con todos los miembros del grupo a los que Bockris entrevistó. El libro está estructurado a partir de aquellos encuentros como una memoria oral del día a día de la Velvet a finales de los años sesenta.

Bockris, biógrafo además de personajes como Andy Warhol con el que trabajó dentro de la Factory, Keith Richards, William S. Burroughs, Patti Smith o Muhammad Ali, centró su conferencia en el famoso “disco del plátano”. En ella defendió la figura de Warhol y calificó a la Velvet Underground como una obra más del excéntrico artista y no tanto como un grupo de música autónomo. Todo aquel que entienda un mínimo de música conoce la gran responsabilidad del productor, pero Bockris va más allá. El nombre por el que se conoce oficialmente el primer álbum de la banda lanzado en 1967 y grabado el año anterior es “The Velvet Underground & Nico”. Pues bien, Bockris defendió que el álbum realmente se llama “The Velvet Underground & Nico produced by Andy Warhol” entendiendo éste como una obra de Warhol. Algunos críticos dicen que es imposible decir que es un disco de Warhol pues sus conocimientos de música eran muy limitados. Sin embargo, el biógrafo de la banda mantiene que durante la grabación del disco y aunque Warhol no diera órdenes técnicas su presencia fue decisiva. Sin contar con el acertado empeño de incluir a la cantante germana Nico en el grupo y de ejercer de “controlador” de Lou Reed en el trabajo de las letras de éste.

Según Bockris, y apoyado por muchos, la Velvet muere después de su segundo disco “White Light / White Heat” de 1968 tras la salida de John Cale, expulsado por Reed. A partir de ahí el grupo comienza una especie de ensayo de lo que sería la posterior carrera en solitario de Lou Reed.

En la posterior mesa redonda intervinieron además del propio Victor Bockris; Peio Hernández, director jefe de la sección de cultura del diario Público; Magda Bonet, periodista y que fue amiga personal de Nico; y la escritora Blanca Riestra. Magda Bonet aportó comentarios de la propia Nico sacados de unas conversaciones que tuvo con ella en París cuando Nico estaba ya muy afectada por su adicción a la heroína. En estas citas habla bien de todos los miembros del grupo y de los roles de cada uno dentro de la banda, por ejemplo del grandísimo talento de Cale o el elemento estabilizador que suponía Moe Tucker. Sin embargo, habla muy mal de Lou Reed y de su enorme ego, algo que corroboraron los que entre los presentes habían tenido oportunidad de entrevistarlo o conocerlo. Blanca Riestra habló de cómo la Velvet era una de las grandes referencias en la época de la Movida en Galicia. Sacó el tema del personaje tan enigmático de la baterista dentro del grupo. Ciertamente, si ya es raro de por sí tener una mujer tocando la batería, imagínense en aquella época. Además Maureen Ann Tucker era católica y vestía de una forma tan andrógina que no se sabía si era un chico o una chica. Sin embargo, los presentes coincidieron que sin Tucker la Velvet no sería la misma. Blanca Riestra dijo, y con razón “Si al disco del plátano le quitamos la percusión, el disco es una mierda”. La otra gran pregunta que lanzó al aire y que nadie supo contestar es ¿por qué llamamos al grupo “la Velvet” en femenino y no “el Velvet” en masculino? Ninguno supo responder durante los tres días de conferencias. Supongo que Spain is different.

25 de febrero: The Velvet Underground como elemento de vanguardia. El escritor granadino Justo Navarro abrió la segunda jornada con una conferencia sobre el descubrimiento de un chaval de provincias, él mismo, de la Velvet Underground y del paralelismo cultural entre una capital de provincias de la España negra y el Nueva York de la segunda mitad de los años sesenta. El autor del premiado “Un aviador prevé su muerte” con un serio humor y sin alzar la voz hizo reír a toda la sala en sus comparaciones de la programación cinematográfica de aquellos tiempos en la capital granadina y el nuevo y desgarrador mundo que se estaba abriendo a principios del año 1966 en Nueva York con el espectáculo Exploding Plastic Inevitable. Pero, como bien señaló el conferenciante, no hay que cegarse por la aparente modernidad de Nueva York ya que como dijo Lorca “la aurora de Nueva York tiene cuatro columnas de cieno” y es que la Velvet era una pequeña isla dentro de la capital del mundo capitalista. Ni en su propia ciudad el grupo era apreciado y eso sumado a que ellos se automarginaban como forma de protesta ya que ni las radios locales los emitían, sólo tocaban en universidades o pequeños reductos de la megalópolis.

En la posterior mesa redonda, a la que se sumó Justo Navarro, se contó con la presencia del director del Instituto Municipal del Libro Alfredo Taján y el escritor Fernando Marías. Taján, gran mitómano y muy activo durante todas las jornadas ilustrando con diversos comentarios su gran conocimiento sobre la Velvet, habló sobre la figura de Nico. Sobre la importancia de la cantante germana en el grupo se discutió largamente.

26 de febrero: The Velvet Underground: su dilatada influencia. La tercera y última jornada de conferencias se cerró con la ponencia de la visión europea de la Velvet. Intervino el director de la revista Ruta 66 y autor del libro “Feed-back: la leyenda de la Velvet Underground”, Ignacio Juliá. Si para hablar del grupo no podía faltar a la cita su biógrafo oficial, tampoco lo debía hacer uno de los periodistas musicales españoles más importantes. Y es que Juliá hizo un exhaustivo y concienzudo análisis del grupo. Desde las razones político sociales de su aparición hasta su tremendo legado, pasando por los egos y roles de cada uno de los componentes de la banda además de las influencias literarias de Lou Reed. El libro de Juliá sobre la Velvet parte de un acercamiento al miembro más accesible de la banda y a la vez el más desconocido, el guitarrista Sterling Morrison que una vez terminado el grupo dejó la música para convertirse en profesor de literatura, dando una quizás más oculta versión de lo que sucedió entre aquellos tipos tan oscuros que a pesar de ello y en palabras de Morrison “se lo pasaban muy bien”. Este comentario unido al que hizo el primer día Victor Bockris sobre que los miembros de la Velvet no se tomaban tan en serio como aquí (en la conferencia) se está hablando de ellos, parecen bajarle un peldaño del pedestal al que siempre vemos todo lo que viene de fuera. Juliá terminó su intervención con un comentario, para mí, un tanto estúpido después de su meticuloso y acertado análisis. En 2008 Lou Reed dio un concierto en el Teatro Cervantes de Málaga y se hospedó en el hotel AC de la ciudad, el mismo lugar en el que se estaban dando lugar las conferencias del ciclo. Pues bien, Ignacio Juliá “santificó” el lugar diciendo que debido al paso de Reed por allí “estábamos en territorio de la Velvet”. Sinceramente, espero que fuera una broma que yo no entendí.

Finalmente se aprovecharon las jornadas para presentar el libro “Málaga y la Nueva Ola” de José Luis Cabrera y Lutz Petry. Libro de memoria oral al estilo del fundamental “Por favor, mátame” de Legs McNeil y Gilliam McCain sobre la historia del punk o como el citado “Up-tight”. La sala se llenó de amigos y aludidos en las fotos que ilustraban el libro. Los autores allí presentes se disculparon por no citar a los que no están en el libro pero que sí estuvieron en los bares, discotecas y calles de Málaga y Torremolinos. Sin embargo, como dijo José Luis Cabrera, la Nueva Ola en Málaga era muy minoritaria y que ahora es una moda apuntarse a ella cuando en los ochenta eran muy pocos los “locos” que se veían por ahí. A la más de una decena de libros sobre la Movida se une este, muy necesario, por hablar desde un punto descentralizado de lo que pasaba en Madrid con el “favorable” campo abonado por Tierno Galván y Radio 3. Javier Ojeda, el líder de Danza Invisible y que prepara disco sobre el pop en Málaga, se unió a la presentación del libro. Reivindicó Málaga y su escena en todas sus épocas y dio su personal visión de la Movida. Sin embargo, el exceso de patriotismo le hizo caer en le absurdo. En su intervención señaló que con el tiempo empezó a apreciar a ciertos grupos de la Movida madrileña que en un principio no le gustaba. Y de Madrid pasó directamente a Málaga, sin hacer mención de Andalucía a pesar de que tan próximo estaba el día de nuestra Comunidad. Dijo que en Málaga somos muy individualistas, razón no le falta, y que “en Granada, por ejemplo, valoran y defienden más lo que tienen a nivel musical cuando en realidad no hay tantos grupos” y en tono de menosprecio “Los Planetas esos y alguno más ¿no?”. Mire, señor Ojeda, soy de Málaga pero sobretodo me siento andaluz. Varias son las revistas a nivel nacional que alaban lo que sucede en Granada y ninguna se explica por qué salen tantos grupos de alto nivel de aquellas tierras. Muchos son los que lo achacan a las tapas en tono jocoso. Yo tampoco sabría decir con seriedad lo que allí tienen pues si los del norte dicen que será el sol yo les digo que cuando voy a Granada paso un frío de cojones. Espero que cuando publique su libro sobre el pop malagueño pueda corregirme. Pero hasta entonces, nos gusten más o menos y sin hacer mucho esfuerzo: Lagartija Nick, Los Planetas, Niños Mutantes, Hora Zulu, Eskorzo, Lori Meyers

27 de febrero: El ciclo Poesía del Rock de este año se cerró con un concierto de Perla Batalla en el Teatro Echegaray. La ex corista de Leonard Cohen preparó dos versiones de la Velvet para la ocasión. Sinceramente, no fui al concierto.

Si el mejor disco de la historia del rock’n’roll es obra de un artista eminentemente plástico, ¿eso deja en mal lugar a la música popular de origen norteamericano? Es decir, ¿tuvo que intervenir un tipo de fuera para elevar el rock a la denominación de arte? Les dejo aquí mis dudas para aligerar los comentarios.

Cómanse un plátano, entiéndanlo como quieran, la libertad ha llegado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s