Archivos para abril 27, 2010

Si a estas alturas, a tres días del evento, esperas una explicación de lo que es el SOS o bien eres mi madre o te has equivocado de blog. Si eres de los segundos no te vayas sin votarnos para el top 5 de los mejores blogs andaluces, ya que mi madre ya lo ha hecho.

Si por otra parte, a los que todavía leen, creéis que os voy a hablar del cartel musical del festival, se equivocan. Pero no se vayan sin votar. Qué más puedo añadir de las grandes estrellas que nos van a hacer bailar durante dos días. Conozcas o no a los músicos la línea del festival es muy bailonga salvo pocas excepciones. Si escribiera algo nuevo que no se haya dicho ya de Los Planetas y su nuevo disco o bien estaría mintiendo o sería la madre o el camello de Jota los que estarían escribiendo esto. De Franz Ferdinand, sinceramente, no me interesa mucho más allá de su capacidad para que después de 5 años hablándose de ellos si no meten caña se las meteré yo a ellos. Ya que a Russian Red no le pude ver las piernas el año pasado espero vérselas a Anni esta vez. ¿En el contrato de estas chicas hay alguna cláusula que diga que en todos sus actos públicos deben lucir palmito? “Mi éxito se debe a myspace” dixit. Más bien será a Flickr.

Que todos nos los pasemos muy bien. Amen. Pero les hablo de la sección Voces del festival y en especial del espacio Poetas entre extremidades, en el que artistas del spoken word nos harán soñar, reír o dormir. Al primer día voy, al segundo según se tercie la noche. Hoy presentación del primer día, mañana más. La programación es la siguiente:

30 abril, 19:00 h. Edificio Mustang Art / Sala 14

–       Peru Saizprez

–       Ajo & Javier Colis

–       Quico Cadaval

1 mayo, 18:30 h. Auditorio / Sala Pequeña

–       Eduardo Escofet & Bradien

–       Javier Corcobado & Susana Cáncer

–       Accidents Polipoetics

Peru Saizprez nacido en Lima pero madrileño de adopción, se denomina madrilimeño, peruano volador, obrero de la imaginaciónn y el poeta más desconocido del mundo. En sus presentaciones también parafrasea a lo que dijo el New York Times de Lola Flores en una de sus actuaciones en la tierra yanqui: “No canta, no baila… no se la pierda”. Cuenta en su haber con tres poemarios “Sexo satélite”, “Un corazón con pelos”, “Masturbación en la mesa sin cuenta” (este de un solo poema). A Peru le gusta decir que hace conciertos sin música ya que enfrenta sus lecturas con la actitud de un rockero, mirando al público e interactuando con él. Con perlas como las siguientes este tipo se merece ir a escucharlo. “Tu y yo lo hicimos bien pero no tan bien como para hacer una película de lo bien que lo hicimos”. Esta frase se encontró pegada en una señal de tráfico en Madrid en una de sus muchas intervenciones por la ciudad. Otra pequeña maravilla es el verso del final de su poema “Investible” en el que el autor expone y suplica como vestirse es una mala opción debido a las catástrofes personales y colectivas que se derivan de tan impúdico acto. “Si te vistes salimos perdiendo todos”. Por esto y por mucho más, no sabe cantar, no sabe bailar, no se lo pierdan.

Ajo & Javier Colis se vuelven a reunir después de su aventura de 4 discos bajo el nombre de Mil Dolores Pequeños, pero esta vez manteniendo sus respectivas individualidades. Su nuevo espectáculo se llama Por un puñado de dólares. Ajo tenía un proyecto de spoken word con Mastretta (sólo con Nacho) llamado “Striptease Cardiovascular” que giraron por toda España  y que la propia Ajo continuó presentando aun tras la marcha del hombre orquesta. Tiene publicados dos volúmenes de Micropoemas y ha sido codirectora del festival de música experimental Experimentaclub y del festival de poesía Yuxtaposiciones. Entre una de sus largas caladas tras otro silencio no menos amplio va y suelta: “¿Y si corazón sólo fuera el aumentativo de coraza?”

No me digan que esta no es genial:

Al amor le pido

más de lo que tiene.

Y a la vida más de lo que da.

Equivocada de par en par.

Siempre creí

que ne me quitte pas

quería decir

“déjame en paz”.

Échenle un ojo a las cortinillas que hizo La Sexta a partir de algunas de sus punzantes composiciones.

Y por último, Quico Cadaval, reconocido por crítica y amigos como uno de los mejores contadores de cuentos de España. Tiene pinta que esos amigos son sus críticos y viceversa. A mi con que un tipo se me acerque y se jacte de que es cuentacuentos de profesión ya me ha convencido. Dice que lo hace desde varios siglos antes de nacer. ¡Tendrá poca vergüenza! ¡Que Dios nos asista!


Lo reconocemos, tiene delito que entre todas las proyecciones, conciertos y actividades que se habían programado para el Festival de Málaga de Cine Español al final sólo pudiéramos asistir al concierto que Delafé y Las Flores Azules dieron en la carpa que Fnac había montado en la Plaza de la Merced durante estos días. Cuestiones de logística, como siempre. En cualquier caso, por mucho que su nuevo disco no nos haya sorprendido demasiado, sí recordamos cómo nos divirtieron y emocionaron en las anteriores ocasiones en que los vimos en directo, y allí estuvimos dispuestos a repetir la experiencia.

La fórmula de Delafé y Las Flores Azules sigue siendo la misma que cuando les acompañaba Facto: letras optimistas, apología del verano, de la playa, de todo lo que te hace sentirte bien. Es la fórmula que les dio el éxito en su anterior etapa y que continúan con este disco, tal y como nos demostraron en el concierto, utilizando hits del anterior disco como Mar el poder del mar, Enero en la playa o El indio, enlazándolos con temas de este disco en la misma línea como Espíritu Santo, La primavera o Río por no llorar. La voz y el encanto de Elena cada vez tienen más protagonismo, así como sus detalles de ultrafelicidad habituales: explosiones de papelitos brillantes que sobrevuelan al público, bailes para acompañar al grupo, y hasta el tierno detalle de darle a una niña del público un kit playero de parte del ratoncito Pérez.

Tuvimos lo que esperábamos, felicidad y vitalidad a raudales de las que te hacen retroceder a la infancia y sentirte como saltando en una colchoneta hinchable (a lo que contribuía decisivamente la inestabilidad de la carpa, así que no era sólo mérito del grupo :-)). El único guiño a su vertiente más oscura (la de mi añorado álbum Vs. El monstruo de las ramblas) vino con el tema Lametavolante, mostrando aquí su parte más experimental y hiphopera.

En definitiva, a pesar de que no vinieron acompañados de su habitual banda y escenografía, consiguieron como siempre que el público disfrutara y no dejara de bailar, que al fin y al cabo es el propósito que persiguen con su música.

El disco de Delafé y Las Flores Azules (Vs. Las trompetas de la muerte) está disponible en Spotify. El primer tema extraído de este álbum ha sido Espíritu Santo, para el que han creado este vídeo:

*La foto superior no se corresponde con su concierto en Málaga, sino con el Snow Music Festival (Gerona), el pasado 13 de marzo.