Posts etiquetados ‘La Libélula’

Durante todo el domingo 8 de Marzo se ha estado celebrando en La Casa Encendida de Madrid la anual fiesta de Radio 3: La Radio Encendida. En la cual se graban en directo y ante el público que quiera asistir de forma gratuíta, a algunos de sus programas más populares, que además cuentan con un buen número de actuaciones en directo de los grupos fetiche de la emisora. Una excelente propuesta que esperamos que se repita durante muchos años más.

Hago un pequeño resumen sobre aquello que he podido ver, haciendo especial hincapié en las actuaciones del programa Como lo oyes que fueron lo mejor de la tarde:

La Libélula + Hyperpotamus: Por un día, la voz de Juan Suárez, esa voz que todas las tardes nos presenta ese programa mezcla de música y literatura, si que ha tenido cara, la que todos los allí presentes hemos podido ver. Con diversos colaboradores (Editorial Puerto norte sur, Fundación Los mayores también cuentan) que han presentado sus cuentos e ilustraciones a un auditorio con muchos niños, y finalmente con la actuación del hombre-orquesta Hyperpotamus, que ha demostrado todo lo que se puede hacer simplemente con una voz, guardando los sonidos y reproduciendo unos encima de otros hasta formar auténticas canciones. Y todo ello mientras no paraba de bailar descalzo por el escenario, hasta el punto de cortar de forma abrupta su primera canción cuando casi tira todo el tinglao.

Especial Pan Bendito: Durante algo más de una hora se han presentado en escena tres estilo radicalmente diferentes que confluyen en el barrio madrileño de Pan Bendito. El flamenco de Enrique El Piculabe, el estilo agitanado de Josete y el Hip Hop de La Excepción. Lo mejor de esta actuación fue la traca final donde todos los artistas más algunos colaboradores subieron al escenario para interpretar una canción conjuntamente.

Como lo oyes + Zahara + Amaral: Aunque Teo Sánchez durante el Especial de Pan Bendito ya lo dejó entrever, Santi Alcanda confirmó que la sorpresa que había en esta edición de La Radio Encendida era la presencia de los aragoneses Amaral. A pesar de que este anuncio podría haber eclipsado la siguiente actuación, no fue lo que ocurrió.

Zahara salió al escenario sola ante el peligro con la única ayuda de su guitarra acústica, y un vestido que ella misma autodefinió como “mi mejor vestido de Caperucita Roja”. Una a una fue cantando buena parte de las canciones que compondrán su primer álbum que saldrá a la venta este mismo año. Una preciosa voz, unas letras profundas, una forma de cantar muy sentida, que casi parecía que se iba a echar a llorar allí mismo, y a todo eso añadía las historias y comentarios mezcla de inocencia y simpatía que entre canción y canción sacaban las sonrisas del público. La mejor actuación de la tarde y una artista a seguir muy de cerca, yo ya estoy esperando a que salga su disco.

Y por si Zahara no se hubiera hecho ya con el publico después de más de media hora desplegando todo su talento (que no es poco) en las dos últimas canciones, le acompaño a la guitarra el productor de su álbum, Carlos Jean. Al que se atrevió a poner unas gafas de corazones en la última canción.

Amaral: Y como traca final de la sesión de tarde, se presentó el grupo más conocido y mainstream de todos los que hoy pasaron por La Casa Encendida, pero que, en palabras de Santi Alcanda, no quieren olvidar sus raices y las oportunidades que Radio 3 les dio al comienzo de su carrera. Así, y pese a los dolores delantes de Eva, tocaron 5 canciones ante un auditorio abarrotado (tampoco es que fuera muy grande), entre las que se incluyeron una versión de Universal de Lagartija Nick y Kamikaze, de su último disco, Gato Negro Dragón Rojo. Muy emotivas las canciones de Eva y Juan Aguirre, y una alegría que de vez en cuando, y a pesar de su fama, se acuerden de hacer estos pequeños conciertos que encandilan al público.

Además de todos estos, también pasaron por La Radio Encendida: Lala Love You, Mastretta, Juan Perro, Andy Chango

La Líbelula de Radio 3

Publicado: febrero 26, 2009 de tchock en Uncategorized
Etiquetas:,

Una voz estridente de niña irreverente y un tanto pedorra, y la de un padre que le contesta con tono cansado y abatido mantienen una conversación semejante a esta:

Niña: Papá, Papá
Padre: Dime cariño
Niña: Hoy me han enseñado en el colegio música
Padre: ¿Y que te han enseñado de la música?
Niña: Me han enseñado a hacer canciones, y he hecho una canción que te dedico a tí
Padre: Ah sí, Que bien! ¿Y puedes cantármela?
Niña: Claro! Ahí va:

Oh papá, cómprame un Mercedes Benz,
Oh papá, que mis amigos tiene Porsches y yo voy en patín
Oh papá, cómprame un Mercedes Benz,

Niña: ¿Te ha gustado?
Padre: Emm, ¡Mucho!
Niña: Tiene mensaje, no se si lo has captado
Padre: Vaya, pues no
Niña: Se refleja muy bien en la última frase “Oh papá, cómprame un Mercedes Benz”
Padre: Pues no, no capto ningún mensaje

Niña: He pensado que si canto la canción con mis amigos quizás tenga la fuerza necesaria para que captes el mensaje.
Padre: Mmm, bueno, adelante.
Niña con amigos:

Oh papá, cómprame un Mercedes Benz,
Oh papá, que mis amigos tiene Porsches y yo voy en patín
Oh papá, cómprame un Mercedes Benz,

Niña: ¿Y ahora Papá? ¿Ahora has captado el mensaje?
Padre: No, sigo sin cogerlo.
Niña: Se ha vuelto a hacer el loco. Maldita sea!
Voz de hombre pícaro: Hola niñita, he escuchado tu canción y me gusta mucho, me gustaría hacerte artista.
Niña: ¿Y me podré comprar un Mercedes Benz?
Hombre pícaro: Podrás comprarte todos los Mercedes Benz que quieras, a propósito, ¿Cómo te llamas?
Niña: Janis
Hombre pícaro: Janis, ¿Qué más?
Niña: Janis Joplin.

Esta ha sido la versión resumida de la divertida (escuchada mucho más que leída) introducción al tema Mercedes Benz de Janis Joplin que realizaron ayer en el programa La Libélula, y que a mí me sirve para recomendar la escucha de dicho programa. Cuando hace unos meses, la reestructuración de la parrilla de Radio 3 y las desavenencias entre Ramón Trecet y la nueva dirección de la emisora provocaron el fin precipitado de “Diálogos 3”, a muchos se nos quedó un gran vacío entre las tres y las cuatro de la tarde.

Afortunadamente, ese vacío fue cubierto, por uno de los programas de la nueva parrilla de mayor atractivo y más acorde a la linea cultural de la emisora. Siempre echaremos un poco de menos Dialogos 3 y a Ramón Trecet, pero La Libélula tiene un toque fresco, divertido y dinámico a la par que sosegado, que viene muy bien para la hora a la que se emite. A todo ello contribuye la narración, más propia del teatro o de la lectura apasionada, de Juan Suarez, que con su voz e interpretación atrae hacia esas historias y cuentos que enlazan canciones.

Y para quien se siente intrigado por la historia del comienzo, he aquí el video y la letra de la canción de Janis Joplin, que posteriormente fue usada para anuncios de Mercedes, a pesar de que fue escrita como denuncia contra la idea de que las grandes posesiones dan la felicidad.