Posts etiquetados ‘Matthew Herbert’

The Matthew Herbert Big Band
Empezamos el segundo día de conciertos de nuevo con una sesión en el Auditorio Mondosonoro que nos dejaba anonadados y preguntándonos si algo de lo que le siguiera en aquella noche podría superarlo. Herbert hizo un recorrido por casi la totalidad de su último experimento, There’s Me And There’s You, acompañado de su Big Band y de la arrolladora voz de Eska Mtungwazi. Este genio, en su obsesión con los “samplers de la vida real”, se dedicó a divertirse, a corretear, a crear su especie de jazz electrónico y hacer a todos los allí presentes participar en ello, empezando por su big band, que como ya viene siendo tradición rompió y tiró al suelo ejemplares de una revista, en este caso el ¡Hola! para que Herbert los grabara y los sampleara. Y los que nos quedamos allí en los múltiples bises que hizo (el concierto acabó durando casi dos horas), también pudimos participar con nuestras voces, que Herbert grabó y utilizó para comenzar su siguiente canción. Un concierto que nos encantó por lo divertido y sorprendente de Herbert, por la calidad de su Big Band, y porque nos rendimos ante la prodigiosa voz y el estilazo de Eska. Paralizados nos dejaron, como ellos en esta interpretación:

Russian Red

A pesar de que nuestra intención era ver a Sipiritualized, la larga duración del concierto de Matthew Herbert Big Band y los múltiples trámites que tiene que hacer el festivalero (véase conseguir cerveza, localizar a amigos, etc.) sólo nos permitieron escuchar las últimas notas de su última canción (jo!), y salir arrastrados por la marabunta que se dirigía hacia el recién empezado concierto de Russian Red. Y allí estuvimos incrustados y empujados por todas partes, situación que en este caso te impide valorar el concierto con imparcialidad, ya que estamos seguros de que donde esta chica explota todo su potencial es en recintos cerrados o al menos con un público más tranquilo. En cualquier caso, impresionante la de gente que se congregó para ver a Lourdes, esa chica que hace apenas un año se ofrecía para tocar en fiestas privadas. Volvió a interpretar sus temas más conocidos y también gran cantidad de canciones nuevas, que sonaron muy bien y fueron agradecidas por un público entusiasmado. Aunque nosotros, como ya hemos dicho, la preferimos en lugares más íntimos.

Underworld
Acompañamos nuestro tentempié de la noche con la actuación de Keane, a quien la verdad no seguimos muy de cerca desde que publicaron su Hopes And Fears, pero los chicos se veían muy simpáticos y entregados, y nos encantó escuchar de nuevo sus temas más conocidos. Y ahora sí, con fuerzas renovadas nos dispusimos a ver el concierto de Underworld de principio a fin, que para nosotros era de lo más esperado del festival, y no nos decepcionó.
Aunque en un principio nos desconcertó un poco el contraste en el atuendo de Rick Smith y Karl Hyde (uno tan cotidiano como el fontanero de tu casa, y el otro con una chaqueta de lentejuelas que con los focos le daba un montón de juego), desde el principio nos atraparon con Beautiful Burnout para seguir arrastrándonos y entusiasmándonos con cada canción hasta llegar el punto álgido del concierto y uno de los grandes momentos del festival, cómo no, la interpretación de Born Slippy, que aparte de ser su tema más conocido gracias a la banda sonora de Trainspotting, nos lo hicieron pasar como los indios con los globos gigantes que arrojaron al público y que nos hacían saltar aún más de lo normal. Una locura. Después de esto, ya no nos dejaron parar hasta terminar con Two Months Off, otra de mis canciones preferidas de este dúo, que además nos entretuvo con sus animaciones que nos recuerdan que nacieron como parte de un colectivo audiovisual, Tomato. Como esta animación tipo arcade:

Ladyhawke
Otro de nuestros conciertos más esperados, porque el único disco de esta chica nos encanta y lo tenemos todo el día metido en la cabeza. Pero aunque ya nos esperábamos que la neozelandesa no fuera especialmente sociable (debido a su síndrome de Asperger, que la hace rayar el autismo) y a que teníamos delante al que parecía ser el clubdefanshiperentusiasmadosdeladyhawke, la verdad es que la chica nos dejó con ganas de algo más, aunque fuera en cuanto a duración del concierto. En apenas cuarenta minutos pudimos escuchar casi todas sus canciones y, cómo no, disfrutar sus grandes éxitos Paris Is Burning y My Delirium, pero poco más. Al menos la chica saludó y dijo un par de cosas, aunque aquello de Thank you, Ladyhawke!, nos dejó un poco desconcertados (¿habla consigo misma?)

2 many dj’s
A pesar de que somos seguidores entusiasmados de 2 many dj’s y que nunca faltamos a sus sesiones en los festivales por los que nos dejamos caer, en esta ocasión nos dio la impresión de que nos trajeron un repertorio menos divertido y con un techno bastante repetitivo, que aunque no estaba mal, nos hizo salir en busca de las novedades que nos pudiera traer de nuevo Matthew Herbert, en esta ocasión con su DJ set.

Matthew Herbert DJ Set
Y terminamos la noche como la empezamos, con las ocurrencias de Matthew Herbert, pero en esta ocasión en su escenario más frecuente, es decir, delante de sus platos de DJ. Y desde allí nos pinchó sus múltiples samplers, como siempre basados en sonidos grabados de la realidad, construyendo un electro minimalista, hipnótico y envolvente que constituyó un cierre estupendo a esta edición del SOS 4.8, que ha dejado el listón bien alto para futuras ediciones y a nosotros nos ha dejado con un excelente sabor de boca, con depresión post-festivalera y reventados de tanto bailar. Es lo que tiene.

antonyyyy
Antony and The Johnsons también han decidido anunciar novedades en este día tan cargadísimo de noticias, y las hemos podido ver todas de golpe en su página web y en su newsletter, así que igualmente de agolpadas las voy a contar yo en este post:

Antony and The Johnsons darán una serie de conciertos acompañados de una orquesta sinfónica. Interpretarán temas de The Crying Light y además el escenario, de inspiración Bauhaus, ha sido creado por Antony. De momento, las fechas confirmadas son las siguientes:

– 21 y 22 de junio – Amsterdam, Holanda
– 3 y 4 de julio – Manchester, UK.
– 21 de julio – Lyon, Francia.
– 28 de julio – Roma, Italia.
– 9 de agosto – Oslo, Noruega
– 14 de agosto – Gothenburg, Suecia.

Lanzamiento del single de Epilepsy is dancing: se lanzará en CD y en vinilo 7″ el próximo 6 de abril (7 de abril en EE.UU.). Incluirá una versión en vivo de Where is my power?, y para quien no lo haya visto, el onírico vídeo que se corresponde con este single fue dirigido por los hermanos Wachowski (V de Vendetta, The Matrix) y es este:

Antony y Matthew Herbert en festivales de verano: presentarán en el Coachella Festival, el próximo 19 de abril, la reinvención de la mano de Matthew Herbert de los temas de The crying light. Por lo visto esta colaboración les hará girar juntos por algunos festivales, lo que me da que pensar que el SOS 4.8 en Murcia, en el que tenemos a Matthew Herbert, está sospechosamente cerca (1 y 2 de mayo), pero no quiero hacer cábalas porque en teoría el cartel de este festival está ya cerrado.

Antony participa en la exposición “Six Eyes” en la Agnes B Gallery de París, junto con otros artistas como Peter Hujar, Kiki Smith, Alice O’Mally, William Basinski y James Elaine, y Barbara Cummard. Otra oportunidad para ver la faceta más visual del artista Antony Hegarty.

Pueden consultarse todas las noticias aquí.

matthew-herbertDe nada me sonaba Matthew Herbert antes de ver el cartel del SOS 4.8. Pero sólo viendo que viene acompañado de una Big Band y que es uno de los 2 únicos conciertos del festival que tendrán lugar en un auditorio, además del de PJ Harvey & John Parish, pues me picó la curiosidad.

Antes de hablar de esta etapa como Matthew Herbert Big Band, merece la pena hacer un recorrido por la trayectoria de este artista, porque no tiene desperdicio. Su primer trabajo lo publicó en 1995 bajo el nombre de Wishmountain, en el que utilizaba como instrumento una bolsa de patatas fritas. En 1996 comienza con otro proyecto con el nombre de Herbert, bajo el que publica Around the House, en el que sigue mostrando su atracción por los fogones, y es que esta vez utiliza como instrumentos varios utensilios de cocina. Siguió experimentando en estos años bajo varias identidades como Radio Boy, Doctor Rockit, Mr. Vertigo o Transformer.

En 2001 y siguiendo con la experimentación sonora publica Bodily Functions, en que utilizó como instrumentos sonidos de distintas partes del cuerpo humano, lo que no sé es cuáles ni cómo, aunque me intriga. Este disco fue un éxito y se distribuyó a nivel mundial, y no es tan raro como después de lo que he dicho pueda parecer, para muestra esta canción:

Y es que para empezar a ser más clara, todo el trabajo de Matthew Herbert, más allá de sus frecuentes experimentaciones y de su fructífero empeño en hacer música a partir de todo lo que le rodea, se podría definir como electrónica minimalista o jazz electrónico. También ha colaborado y hecho remezclas de otros grupos como Motorbass, Alter Ego o Moloko, y ha ejercido también como productor de otros artistas como Róisín Murphy.

Su directo promete ser muy interesante, ya que se ciñe a unos dogmas o manifiesto que él mismo ha creado y que ha llamado PCCOM (Personal Contract for the Composition Of Music), y que consiste en 11 puntos que pueden verse en este enlace, pero que voy a resumir así:

– El uso de sonidos que ya existen no está permitido.
– Replicar los instrumentos acústicos tradicionales no está permitido si existe la posibilidad física y financiera de utilizar los instrumentos reales
– La inclusión, desarrollo, propagación, existencia y belleza de lo que comúnmente se conoce como accidentes, debe ser apoyado
– La fuente sonora de los temas debe estar relacionada con el tema en cuestión (ejemplo, si es un tema sobre el café, podrá utilizar el sonido de una cafetera, de un grano de café cayendo al suelo…)
– Los remixes deben efectuarse utilizando únicamente los sonidos del compositor del tema original, incluido el envoltorio en el que esté contenido.

Vaya, que la cosa recuerda un poco al movimiento fílmico Dogma 95. Cuentan por ejemplo que alguna vez ha salido al escenario acompañado por un cocinero, y mientras este prepara algún plato él hace música sampleando los ingredientes.

En SOS 4.8 vendrá como The Matthew Herbert Big Band, acompañado por 16 músicos provenientes del jazz, como los saxofonistas Dave O’Higgins and Nigel Hitchcock, el pianista Phil Parnell, y el bajista Dave Green, entre otros. La banda se completa en directo con Dani Siciliano y Arto Lindsay. En este proyecto ha publicado dos álbumes, Goodbye swingtime (2003) y There’s me and there’s you (2008), el que nos presentará en el festival y que también nos presenta en este vídeo:
.

Es tan prolífica y extensa su trayectoria que me resulta imposible reunirla toda en un post. Sólo puedo terminar recomendando también su álbum Scale (2006), publicado como Matthew Herbert, uno de sus discos más existosos hasta la fecha.

Siento decirlo tan tarde, pero la reserva de las entradas para su concierto en el auditorio se podían reservar desde las 11 h de ayer en la web del festival SOS 4.8 , eran sólo 800 y se agotaron en 5 horas. De todos modos, esto era sólo una parte del aforo, y pueden conseguirse el resto de las localidades el mismo día del concierto a partir de las 14 h.

Web Oficial de Matthew Herbert
MySpace de Matthew Herbert

SOS 4.8 ha confirmado el cartel completo de su festival para 2009, y la verdad es que no desmerece en absoluto al del año pasado, que ya era muy bueno. Los artistas confirmados en la tanda de hoy han sido:

Underworld
The Prodigy
Peaches
Keane
2manyDJs
Boys Noize
Matthew Herbert DJ Set
LadyHawke
Klaus&Kinski
Miki Puig

La electrónica y la música de baile predominan entre los grupos confirmados esta mañana. Esperemos que esta vez The Prodigy no se caigan a última hora del cartel como ocurrió en el último Weekend Dance.

También destacar los grupos que, a priori, tocarán a primera hora de la tarde pero que gozan de muy buena reputación como los murcianos Klaus&Kinski (estos estaban cantados) y LadyHawke. Y para los más mainstream, Keane.

En definitiva, unas buenas confirmaciones para un festival que apunta maneras de convertirse en un grande. Aquí el cartel completo.